La esgrima para sillas de ruedas fue desarrollada por Sir Ludwig Guttmann en el Hospital Stoke Mandeville y fue presentada al mundo en los Juegos Paralímpicos de Roma de 1960. Los hombres y mujeres con amputaciones, lesiones de la médula espinal y parálisis cerebral pueden competir en las pruebas de espada de florete (hombres y mujeres) y de sable (hombres). Sus sillas de ruedas se sujetan al suelo durante la competición. La Federación Internacional de Deportes para Sillas de Ruedas y Amputados (IWAS) es el órgano rector mundial del deporte