El baloncesto en silla de ruedas surgió por primera vez alrededor de 1946 en los EE.UU., desarrollado por militares heridos de la Segunda Guerra Mundial. La mayoría eran ex jugadores sanos que querían seguir jugando el juego. Las simples adaptaciones y las ligeras variaciones de las reglas para las personas en silla de ruedas permitieron que el deporte se extendiera a través en todo el mundo.

En Venezuela el baloncesto sobre sillas de ruedas es uno de los más atractivos y practicado e 10 estados del país.